1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir

Avi Avital interpreta con la mandolina las Sonatas de Bach

septiembre 13th, 2012 · No Comments · Genera

El sello Deutsche Grammophon ha lanzado un nuevo álbum del virtuoso intérprete israelí Avi Avital, que, con la mandolina, nos deleita con una excelente grabación de los conciertos BWV 1052R, BWV1056R, BWV 1041 y la Sonata BWV 1034 de Johannes Sebastian Bach. Tras la publicación de esta grabación, el joven intérprete iniciará una gira en octubre que le llevará a diversas ciudades alemanas, entre ellas Hamburgo, Berlín y Munich.

El nominado al premio Grammy en la categoría de Mejor solista instrumental ha sido aclamado por la crítica por sus “sensibles y exquisitas interpretaciones” y por su “extraordinaria agilidad”, como reza el New York Times.

Avi Avital nació en 1978 en la ciudad de Beersheba, al sur de Israel y empezó los estudios de mandolina a los ocho años, uniéndose poco después a la orquesta fundada y dirigida por su carismático profesor, el violinista ruso Simcha Nathanson.

Imagen de previsualización de YouTube

Aunque las partituras autógrafas de Bach de estos conciertos se han perdido, se cree que fueron escritas en Cöthen (1717-1723), tal vez para el director de la orquesta de la corte, Joseph Spiess. En ambas obras Bach adoptó la disposición formal en tres movimientos, la pauta básica que alterna episodios solistas con los de la orquesta al completo, y el concepto de armonía de los modelos venecianos, y, sobre todo, de Vivaldi. En Concierto en la menor, BWV 1041, uno de los que Avital incluye en su grabación, “su forma de abordar los episodios solistas trasciende la técnica de sus contemporáneos”, explican los expertos de 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir.

“La dificultad que entrañan estos conciertos los convierte en una opción delicada. Una notable virtud de la grabación de Simon Standage reside en su aproximación a la música de cámara, que nos permite escuchar interpretaciones de una intimidad poco frecuente. Esto se aprecia, en particular, en los movimientos más lentos, donde su interpretación solista ligeramente reverencial crea una atmósfera cargada de sentimiento poético. A veces, la entonación roza la perfección, pero estos momentos jamás diluyen su maestría musical. Un punto fuerte adicional de esta interpretación reside en la percepción exacta del tempo por parte de Standage, de la que están encomiablemente ausentes cualquier exceso en una u otra dirección. Tal vez sintamos de vez en cuando cierta necesidad de una vitalidad más briosa, pero si se ha realizado algún sacrificio en este aspecto, es siempre en aras de aligerar la articulación y la elegante declamación del diálogo.

Tags:

Debussy, Schumann y Holliger de la mano de Aimard

agosto 31st, 2012 · No Comments · Genera

Sólo los compositores tienen el privilegio de captar toda la poesía de la noche y el día, de la tierra y el cielo, de recrear su atmósfera y montar sus potentes pulsaciones dentro de una estructura rítmica: Claude Debussy.

 

El próximo martes 9 de octubre el Auditorio Nacional de Música acogerá un concierto del pianista Pierre-Laurent Aimard, cuyo repertorio incluye Elis: Tres Nocturnos para piano de Heinz Holliger, 12 estudios sinfónicos para piano op. 13 de R. Schumann y Preludios Libro II de Claude Debussy.

El prestigioso intérprete Pierre-Laurent Aimard es una de las figuras clave del panorama musical actual, bien conocido por tocar con las orquestas más importantes y directores de la talla de Esa-Pekka Salonen, Gustavo Dudamel y Peter Eötvös. También cuenta con numerosas grabaciones para el sello Deutsche Grammophon, entre las más premiadas las grabaciones de piano solo de las obras de Messiaen y Bach y los conciertos para piano de Ravel grabados en vivo con la Orquesta de Cleveland y Pierre Boulez.

Me gustaría hacer especial hincapié a las obras de Schumann y Debussy que se incluyen en el repertorio, tomando como fuente la opinión de los expertos de 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir: “El título Estudios sinfónicos, relativamente prosaico, manifiesta claramente que Robert Schumann tenía in mente algo sustancialmente diferente de sus secuencias de carácter. Cada uno de estos Estudios está diseñado para presentar un tipo de desafío pianístico, tanto si se trata de un rápido staccato con la mano derecha, en el nº 3, de una marcha de acordes plenos, en el nº 4, o de una melodía para el pulgar, con acompañamiento intercalado, en el nº 6. Como en los estudios de Chopin, cada uno es una obra completa en sí misma. Esta era la faceta más pública de Schumann, en un momento en que no había una historia que contar o un secreto que desvelar”.

En el siguiente enlace podéis escuchar la interpretación de los Estudios sinfónicos op. 13 de Schumann en el marco del Concierto de Grandes Solistas del Auditorio de Zaragoza:

Imagen de previsualización de YouTube

Por su parte, el impresionista Claude Debussy había alcanzado toda la potencia de su madurez musical cuando compuso sus dos libros de Preludios para piano solo. “Transformó esta concisa forma musical, derivada de los Preludios y Fugas de Johannes Sebastian Bach y de las 24 piezas visionarias de Frédéric Chopin en obras claramente pictóricas. Los Preludios de Debussy se inspiraron en una amplia gama de impresiones, desde las maravillas de la naturaleza en Ce qu’a vu le vent d’ouest hasta la poesía de Charles Baudelaire en Les sons et les parfums tournent dans l’air du soir; desde una postal de la Alhambra de Granada, La puerta del vino e incluso las novelas de Charles Dickens, hasta un payaso americano”, se puede leer en 1001 discos de música clásica... Krystian Zimerman capta el intimismo, el ingenio, el brillo, el misterio y la infalible originalidad de Debussy, con su inigualable plano dando lucimiento a cada preludio.

Imagen de previsualización de YouTube

Tags:

El guitarrista Pepe Romero lanza el álbum ‘Spanish Nights’

agosto 31st, 2012 · No Comments · Genera

El intérprete malagueño ha publicado a principios de agosto bajo el sello Deutsche Grammophon el disco Spanish Nights, que recoge obras de Federico Moreno Torroba, Joaquín Rodrigo, Celedonio Romero y Joaquín Turina, algunos de los más grandes compositores españoles de la primera mitad del siglo XX. El álbum incluye las obras para guitarra Sonatina y Nocturno de Torroba, Three Spanish Pieces de Joaquín Rodrigo, Suites Madrileñas de Celedonio Romero y Sevillana de Turina.

Los expertos que han aportado sus juicios a 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir consideran a Joaquín Rodrigo y Joaquín Turina dos de los compositores españoles imprescindibles que escuchar. El primero de ellos quedó ciego por la difteria tres años después de su nacimiento, y compuso toda su producción en Braile, dictando la música a un copista. Estudió musicología en París, pero le retiraron la beca durante la Guerra Civil Española. En consecuencia, él y su esposa pasaron los últimos años de la década de 1930 en la pobreza. La primera composición de Rodrigo data de 1923, pero poco antes de regresar a España en 1939 compuso once conciertos, una amplia variedad de piezas vocales, corales e instrumentales, además de lo que sigue siendo el concierto español para guitarra por excelencia, El concierto de Aranjuez, cuya interpretación de Paco de Lucía podéis escuchar en el siguiente enlace:

Imagen de previsualización de YouTube

Rodrigo, receptivo a muchas influencias que abarcan desde Scarlatti hasta Stravinski o desde el nacionalismo de Albéniz y Falla hasta la música morisca tradicional, comprendió los principios de la fusión musical postmodernista más de medio siglo antes de que llegara su momento.

Pero Joaquín Turina es, Junto a Falla, Albéniz y Granados, “uno de los cuatro grandes de la música española de principios del siglo XX”, según 1001 discos de música clásica... Nació en Sevilla en 1882 y, aunque no vivió allí hasta los 20 años, la ciudad siempre fue una inspiración importante para su música. Compuso según las formas tradicionales europeas, especialmente en la música de cámara. Además era también director, crítico y maestro en activo: era profesor de composición del Conservatorio de Música de Madrid y comisario del Ministerio de Educación. Las Danzas Fantásticas (1920) es un conjunto de tres danzas, basado en la novela La orgía de José Más, que se estrenó con gran éxito de público. La primera danza, Exaltación, es una jota cuyos ritmos y contornos melódicos recuerdan a España de Chabrier. La segunda, Ensueño, es una danza más cadenciosa, y la última, Orgía, evoca el sonido del flamenco.

Imagen de previsualización de YouTube

Spanish Nights es un álbum emocionante, vibrante, imprescindible para los amantes de las tradicionales composiciones españolas para guitarra.

Tags:

El Barroco según ‘Il Giardino Armonico’

agosto 2nd, 2012 · No Comments · Genera

La Sala 1 Pau Casals del Auditori de Barcelona acogerá el próximo miércoles 17 de octubre a las 21h, en el marco del ciclo L’Auditori més, un concierto único de Il Giardino Armonico, dirigido por Giovanni Antonini y con Julia Lezhneva como soprano.

El repertorio incluye el Concierto en fa mayor op. X núm. 1 RV 433, ‘La tempesta de mare’, de Antonio Vivaldi; el Motet ‘Saeviat tellus inter rigores’ HWV 240 y el Motet-Antiphon ‘Salve regina HWV 241, de Händel; el Concerto Grosso núm. 6 en Re menor ‘La Follia’, de Geminiani; la Sinfonía núm. 49 en fa menor, ‘La passione’, de Haydn; y Motet Exsultate, jubilate KV 165, de Mozart.

Fundado en Milán en 1985, Il Giardino Armonico es un conjunto musical que interpreta música barroca, principalmente piezas de los siglos XVII y XVIII. En el siguiente enlace podréis disfrutar de un concierto de Antonio Vivaldi interpretado por el conjunto milanés. Una auténtica delicia:

Imagen de previsualización de YouTube

Me gustaría destacar el Concerti Grossi, op. 6 de Georg Friedrich Haendel, cuya grabación de la Academy of Ancient Music de 1997 es uno de los 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir.

Haendel reunió estos doce conciertos con una rapidez asombrosa, en solo un mes. La mayoría de los sesenta y dos movimientos eran nuevos, y los pocos que estaba reutilizando ilustran el principio de que una buena obra merece volver a usarse. Desde el punto de vista estructural están compuestos en cuatro o más movimientos, en lugar de adoptar la forma “moderna” de Vivaldi, en tres movimientos. Son también cosmopolitas: entre los movimientos hay una obertura francesa, danzas con títulos franceses e italianos y un baile marinero inglés. Algunos movimientos conceden al primer violín solista un papel predominante, al modo de Vivaldi; otros emplean firmes contrapuntos de fuga teutones. Os recomiendo esta grabación realizada en la Universidad de Vermont por la Orquesta de Cámara Burlington, dirigida por Michael Hopkins:

Imagen de previsualización de YouTube

Para haceros una idea de la espectacular voz de Julia Lezhneva, os recomiendo que echéis un vistazo al siguiente vídeo, en el que la soprano rusa interpreta el personaje de Elena en La Donna del Lago de Rossini en el Royal Albert Hall de Londres, cuando contaba con tan solo 20 años:

Imagen de previsualización de YouTube

Entre su discografía se halla Ottone in villa, de Vivaldi, una grabación producida por Naïve Records dirigida por Giovanni Antonini.

Tags:

La esencia del Barroco veneciano con la voz de Donna Leon

julio 20th, 2012 · No Comments · Genera

La gente acude a Venecia venida desde todas partes con el deseo de renovarse con estas angelicales canciones: Piotr Andreevich Tolstói citado en 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir.

El próximo 11 de agosto el Claustro del Convento de Santo Domingo de Pollença (Mallorca) acogerá, en el marco de la 51 edición del Festival de Pollença un concierto de Il Complesso Barocco, con música de Vivaldi acompañado por relatos en vivo y en directo de la escritora norteamericana Donna Leon. Bajo la dirección de Riccardo Minasi, los intérpretes Alfia Bakieva, Lisa Immer y el propio Minasi al violín, Giulio D’Alessio a la viola, Ludovico Minasi al violonchelo, Davide Nava al contrabajo y Maxim Emelyanichev como clave, ofrecerán este concierto que homenajea la historia de Venecia y a sus grandes maestros.

El repertorio incluye en la primera parte el Concierto para violín en do mayor, RV 181a, Op. IX, núm. 1, de Antonio Vivaldi; lectura de Povero Fornareto de Donna Leon; la Sinfonía, Op. 1, núm. 5, en fa mayor de Giuseppe Antonio Brescianello; lectura de Elephant; el Concierto para violín en sol menor, RV 331, de Antonio Vivaldi. Tras la pausa, se interpretará el Concierto para tres violines, en sol mayor, de Nicola Fiorenza; la lectura Prostitutes; el Concierto a cuatro, en sol mayor, de Baldassarre Galuppi; la lectura Biasio; y finalmente el Concierto para violín, en mi menor, ”Il Favorito”, RV 277, de Antonio Vivaldi.

Imagen de previsualización de YouTube

Los expertos de 1001 discos de música clásica… repasan la prolija producción musical de Antonio Vivaldi: “Nació en Venecia en 1768 y allí desarrolló la mayor parte de su vida profesional. Se ordenó sacerdote, pero quedó eximido de decir misa debido a una afección pulmonar. Ello no le impidió trabajar como violinista, compositor y profesor. Impartió enseñanzas en el Pio Ospedale della Pietà, un orfanato para niñas, muchas de las cuales alcanzaron un nivel musical notablemente elevado. Vivaldi compuso más de 500 conciertos, muchos de ellos para sus alumnas, y definió la estructura formal que acabó convirtiéndose en norma. La mayoría de los conciertos se dividen en tres movimientos: rápido-lento-rápido, de los cuales el primero y el último se presentan en forma de ritornelo de una obertura para orquesta, seguidos de episodios solistas que alternan con breves pequeños retornos de materiales de la obertura. Los movimientos lentos suelen ser melodías con cierta pasión, similares a arias”.

Y quién mejor que acompañar las bellas interpretaciones del Barroco veneciano con las lecturas de Donna Leon, residente en Venecia desde 1981 y con un vínculo muy fuerte a la cultura italiana. La escritora de Nueva Jersey es bien conocida por sus novelas protagonizadas por el comisario Brunetti, como Mientras dormían (1997), La otra cara de la verdad (2009) o la más reciente La palabra se hizo carne (2012). Por su parte, Il Complesso Barocco, fundado en Ámsterdam en 1979 por el especialista en interpretación de música prerromántica Alan Curtis, se ha convertido en una orquesta barroca de renombre internacional especializada en ópera y oratorios del barroco italiano.

Tags:

La ‘Novena’ de Beethoven en el Castillo de Bellver

julio 6th, 2012 · No Comments · Genera

Imagen de previsualización de YouTube

La Orquesta Sinfónica del Conservatorio Superior de Música de las Islas Baleares interpretó junto a la Coral Universitat de les Illes Balears la Sinfonía núm. 9 en Re menor, op. 125 de Ludwig van Beethoven. Felipe Aguirre, músico colombiano que acudió como director invitado, estuvo magistral por su capacidad de conmover y de transmitir a los intérpretes su pasión por la música.

Con la Novena sinfonía, Beethoven convirtió la Oda a la alegría de Schiller en un himno de la hermandad y la fraternidad. Una composición imprescindible con la que se conmemoró la reunificación alemana y también a las víctimas del tsunami de Osaka.

El primer movimiento, Allegro ma non troppo, un poco maestoso en re menor, es tenso, dramático y oscuro, desesperante, pero, sobre todo, plagado de emoción. Al contrario de lo que se solía hacer en la época, Beethoven incluye el scherzo como segundo movimiento. Se trata de mi parte preferida de la Novena, quizá porque fue banda sonora  de la escena más espeluznante y maravillosa de La naranja mecánica:

Imagen de previsualización de YouTube

El tercer movimiento (adagio molto e cantabile) es la parte más reposada de la sinfonía, aunque entre las plácidas melodías las trompetas interrumpen durante un breve lapso de tiempo el diálogo entre violines y viento.

La soprano Gloria Berón, la mezzosoprano Frédérique Sizaret, el tenor Álvaro Chaves y el jovencísimo barítono Joan Miquel Muñoz pusieron la nota de color en el cuarto movimiento (Presto), junto a la Coral Universitat de les Illes Balears, fundada hace treinta y cinco años. Fue probablemente la parte más bella del concierto, conmovedora y, ante todo, alegre.

El impacto que causó en Beethoven el poema Oda a la alegría de Schiller en el que se basa el texto fue tal, que el compositor alemán vio necesaria la fusión de la literatura y la música en un género convencionalmente instrumental. El experto musical David Breckbill concluye en 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir: “La estructura y el significado de la Novena aún son objeto de discusión, no por falta de respuestas, sino porque el hecho de hallarlas seguirá preocupando mientras la visión de la obra de Beethoven y su perpetua relevancia hagan de la Novena el latido fundamental de la cultura musical de Occidente”.

Tags:

Música clásica a los pies del Mediterráneo

junio 21st, 2012 · No Comments · Genera

El emblemático Festival Internacional de Música de Deià celebra su XXXIV edición con una programación de lujo que incluye conciertos en Mallorca casi todos los jueves hasta el próximo 27 de septiembre. Las posesiones de Son Marroig y de Miramar, situadas en la carretera que une los pintorescos pueblos de Valldemossa y Deià, acogen los conciertos que tendrán como intérpretes a grandes músicos procedentes de todos los rincones del mundo. El próximo de ellos tendrá lugar el próximo 5 de julio en Son Marroig, una posesión situada en antiguas tierras del Archiduque Luis Salvador, una ilustre figura que dejó en Die Balearen uno de los más bellos retratos de la cultura y la naturaleza mallorquinas.

La intérprete alemana Sabine Grossmeier al clarinete protagonizará un dúo junto a la pianista norteamericana Suzanne Bradbury, un concierto que tendrá por repertorio obras de Bernstein, Bax, Weber, Ravel, Milhaud, Fromm-Michaels y Winding.

Me gustaría dedicar especial atención a la figura de Arnold Bax, un compositor inglés cuya obra oscila entre el Romanticismo y el impresionismo con una clara influencia celta tras su descubrimiento y fascinación por Irlanda. Su íntima identificación con Irlanda le llevó a desarrollar una carrera paralela de poeta con el pseudónimo de Dermot O’Byrne. Aunque se describió a sí mismo como un descarado romántico, acabó su carrera como maestro de música de la reina. Los acontecimientos revolucionarios de la primavera de 1916, en Dublín, le afectaron profundamente dado que muchos de los líderes ejecutados eran amigos suyos, y escribió parte de su mejor música durante la Primera Guerra Mundial y en los años inmediatamente posteriores. Su escritura orquestal más colorista se halla en sus numerosos poemas sinfónicos inspirados en la naturaleza y la mitología celta, tal como demuestra Tintagel, su obra más famosa e imprescindible para los expertos de 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir. La música de Bax en Tintagel, apasionada y tormentosa, entronca con relatos de tradiciones referentes al rey Arturo, al rey Mark y a Tristán e Isolda.

Imagen de previsualización de YouTube

Su Sinfonía nº 3 (1929) también se incluye entre los 1001 discos de música clásica…, en particular la grabación de la Orquesta Filarmónica de la BBC dirigida por Vernon Handley. “Tras su copiosa producción de poemas sinfónicos en torno a la época de la Primera Guerra Mundial, Arnold Bax se embarcó en una serie de siete sinfonías que le ocuparon, intermitentemente, las décadas de 1920 y 1930. No era un sinfonista natural, pero el lirismo y los ritmos de baile celtas, un sentido del color orquestal derivado de los rusos, una armonía cromática muy personal y la influencia de Jean Sibelius se combinaron para producir un brebaje poderoso”.

Imagen de previsualización de YouTube

En definitiva, se trata de un gran compositor que garantizará, junto al repertorio de Bernstein, Weber, Ravel, Milhaud, Fromm-Michaels y Winding, un concierto único en el incomparable marco del paisaje Mediterráneo.

Ambas intérpretes repetirán actuación por separado en esta edición del festival. Suzanne Bradbury el próximo 2 de agosto junto a las sopranos Marcela Inguanzo y Fiona Stuart-Wilson y la mezzosoprano Waltraud Mucher. Interpretarán solos, dúos y tríos vocales, incluyendo música de Schumann, Debussy, Massenet, Britten y Stravinsky. Por su parte, Sabine Grossmeier también interpretará el próximo 27 de septiembre obras de Beethoven, Bach, Greshwin, Piazzolla, Mancini, Mozart y Rimsky-Korsakoff, junto al letón violonchelista Ramon Jaffe.

Tags:

El carismático Gustavo Dudamel dirigirá a la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar en el Auditori de Barcelona

junio 7th, 2012 · 5 Comments · Genera

La Sala 1 Pau Casals del Auditori de Barcelona acogerá el próximo sábado 30 de junio un concierto de la jovencísima Orquesta Sinfónica Simón Bolívar, bajo la batuta del venezolano Gustavo Dudamel. Ver al compositor de 31 años dirigiendo a su predilecta Orquesta Simón Bolívar, a pesar de la fama que le ha proporcionado liderar la prestigiosa Orquesta Sinfónica de los Ángeles desde hace tres años, será un auténtico espectáculo. Y más con un repertorio que incluye la Sinfonía núm. 3 Heroica de L.V. Beethoven y Una sinfonía alpina de R. Strauss.

La Sinfonía nº 3, Heroica, primera de las obras orquestales memorables de Ludwig van Beethoven, se titulaba en principio “Bonaparte”, en honor de Napoleón, que en los primeros años del siglo XIX cautivó el imaginario de gran parte de Europa. Pero cuando se autoproclamó emperador, Beethoven cambió la denominación a sinfonía heroica… compuesta para celebrar el recuerdo de un gran hombre. Como se puede leer en 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir, “el vasto primer movimiento planta las semillas del drama, el orden y la discordia que posteriormente generarán incontables placeres y acontecimientos; la marcha fúnebre del segundo movimiento combina recuerdos de grandeza y triunfo con penas agónicas. El turbulento scherzo, con su trío de trompas en la sección central, y el finale (conjunto de variaciones libres sobre un tema que Beethoven había utilizado en obras anteriores) redondean una composición que se puede considerar el despertador musical del siglo XIX”.

Una de las grabaciones más recomendables es la que dirigió John Eliot Gardiner en 1993, junto a la Orchestre Révolutionnaire et Romantique. En el siguiente enlace podéis escuchar el Allegro interpretado por la Orquesta de Cámara vienesa bajo la batuta de Mark Laycock:

Imagen de previsualización de YouTube

La siguiente obra que interpretará la Orquesta Sinfónica Simón Bolívar es la Sinfonía Alpina, el último poema sinfónico orquestal de Richard Strauss, que refleja su fascinación por la belleza de los Alpes bávaros. En las obras orquestales de Strauss es raro que el personaje humano quede en segundo plano respecto a las maravillas de la naturaleza. No obstante, en la Sinfonía Alpina la narrativa está centrada “en el trayecto de un grupo de montañeros que irrumpen en escena poco después de un majestuoso amanecer, disfrutan de los placeres de una cascada brillantemente orquestada, de un prado alpino lleno de tintineos de los cencerros, y atraviesan algunos momentos de peligro sobre el glaciar, antes de alcanzar la cumbre. El descenso está básicamente dominado por una colosal tormenta que se anticipa en el ambiente, y cuando el sol sale de nuevo, el grupo de alpinistas reflexiona tranquilamente sobre los sucesos del día en uno de los epílogos más extáticos de Strauss”.

La grabación recomendada en 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir es la de la habitualmente subestimada Staatskapelle de Weimar, bajo la batuta de Antoni Witt. Este disco de 2006 resulta “una exaltación de las maravillas de la cumbre de forma ostentosa, gracias a una sección de trompas particularmente buena”, opinan los expertos de 1001 discos de música clásica... En el siguiente enlace podéis ver un anticipo del concierto que acogerá el Auditori de Barcelona:

Imagen de previsualización de YouTube

Tags:

Del Clasicismo de Mozart y Beethoven al Romanticismo de Brahms y Chopin

mayo 24th, 2012 · No Comments · Genera

El próximo martes 29 de mayo, el pianista neoyorquino Richard Goode interpretará en el Auditorio Nacional de Música obras de Mozart, Beethoven, Brahms y Chopin en un concierto enmarcado en el Ciclo de Grandes Intérpretes de la Fundación Scherzo. Entre el repertorio se encuentran Fantasía en do menor, K 475 y Sonata para piano nº 14, en do menor, K 457, de Wolfgang Amadeus Mozart; la Sonata en mi bemol, op.31, nº3 de Ludwig van Beethoven; 7 Fantasías, Op. 116 de Johannes Brahms; y Bacarola en fa sostenido mayor, op.60 de Frédéric Chopin.

El concierto se iniciará con la interpretación de dos de las obras para piano más imprescindibles de W. A. Mozart. Sus sonatas para piano fueron infravaloradas durante mucho tiempo: por fortuna, desde la guerra, los principales concertistas, desde Wilhelm Kempff y Rudolf Serkin hasta Alicia de Larrocha, Mitsuko Uchida y Maria Joao Pires. En 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir recomiendan especialmente la interpretación de Mitsuko Uchida y de Lili Kraus. El mozartiano Arthur Schnabel dijo acerca de las sonatas que eran demasiado fáciles para los niños y demasiado difíciles para los adultos. La sinfonía más dramática es precisamente la K457, apasionada y triste:

Imagen de previsualización de YouTube

A continuación, Goode interpretará la Sonata en mi bemol, op. 31 nº 3 de Beethoven. Los expertos que colaboran con 1001 discos de música clásica… recomiendan con especial fervor la Sonata para piano, op. 81ª ‘Los adioses’, que el músico alemán compuso para conmemorar la partida del archiduque Rodolfo, alumno y mecenas de Beethoven. El 4 de mayo de 1809 la familia imperial austríaca huyó de Viena asediada por las tropas francesas de Napoleón y entre ellas viajaba Rodolfo, hermano menor del emperador Francisco. La mejor grabación es la de Arthur Rubinstein en 1963, pero la interpretación de Wilhem Kempff no se queda atrás:

Imagen de previsualización de YouTube

Tras 7 Fantasías, Op. 116 de Johannes Brahms, el pianista norteamericano cerrará el recital con Bacarola en fa sostenido mayor, op.60 de Frédéric Chopin. Considerado uno de los mejores intérpretes de Beethoven, Richard Goode estudió con Nadia Reisenberg en el Mannes College of Music, y con Rudolf Serkin en el Curtis Institute. Galardonado con el Young Concert Artists Award, el Avery Fisher Prize o un Grammy, entre otros premios, ofreció su primer recital del ciclo completo de las sonatas de Beethoven en la sala neoyorquina 92nd Street y colabora regularmente con las principales orquestas de Estados Unidos (Nueva York, Boston, Chicago, Filadelfia, Los Ángeles, San Francisco y Cleveland) y de Europa (Sinfónica de Londres, Orquesta de París o la Sinfónica de Viena).

Tags:

La Orquesta Sinfónica de Baleares cierra una exigente temporada con un concierto en el Auditorium

mayo 9th, 2012 · No Comments · Genera

La Orquesta Sinfónica de Baleares “Ciudad de Palma” (OSB) clausura mañana su temporada de 2011-2012 con un concierto dirigido por Salvador Brotons en el Auditorium de Palma. En el repertorio se incluyen las Variaciones bárbaras de N. Carter y Los planetas de Holst.

Tras las Variaciones bárbaras, Sa Simfònica interpretará Los planetas (1914), de Gustav Holst, considerados “una maravilla” por el colaborador de 1001 discos de música clásica que hay que escuchar antes de morir Anthony Burton. Se trata de la primera obra británica del siglo XX que se atrevió a hacer lo que la mayoría de los compositores europeos más avanzados de la época (Strauss, Debussy, Stravinski y Schoenberg) pretendían, y en cierto modo aúna sus diversas influencias con acentos del folclore inglés. Y algo aún más insólito: fue un éxito desde el entreno. “El público respondió a la riqueza y a la calidad de sus melodías, a su imaginativa partitura para una opulenta orquesta, y al carácter claramente definido de cada uno de sus siete movimientos”, puntualiza Burton.

Aunque las docenas de cubiertas de LP y CD de la obra sugieren que trata de astronomía, en realidad aborda la astrología. Holst tomó la idea para la pieza de un libro donde un tal Alan Leo expone la teoría astrológica de la influencia de los planetas en el alma humana. Como concluye Burton, “una buena interpretación de Los planetas exige una orquesta de la mejor calidad, un director que pueda crear la atmósfera adecuada para cada movimiento y galvanizar a los músicos; una imagen sonora clara, cálida y profunda”. 1001 discos de música clásica… recomienda la grabación de la Sinfónica de Montreal dirigida por Charles Dutoit, aunque la Orquesta Sinfónica de Baleares es capaz de superar con éxito este reto.

Imagen de previsualización de YouTube

La OSB está pasando por uno de sus peores momentos tras la amenaza por parte de las instituciones baleares de una serie de ajustes que muchos temen que puedan afectar a la calidad de su programación e incluso a su perdurabilidad. A pesar de ello, la OSB se encuentra entre las mejores del país y cuenta con el apoyo de miles de seguidores y amantes de la música clásica, como certifican los multitudinarios conciertos que han celebrado a modo de protesta ante los posibles recortes, así como el apoyo que ha demostrado la Reina Doña Sofía en una carta a los trabajadores, “lamentando mucho” la situación de la Orquesta. Probablemente el concierto de mañana tenga un sabor amargo, pero sobre todo, la nota predominante será el compromiso con el futuro de la música en Baleares por parte de una Orquesta volcada con los compositores locales y con un proyecto sólido e inspirador.

Tags: